Habitantes de Guaraque denuncian el atropello e irrespeto que padecen durante días y hasta semanas para poder surtir gasolina

Estación de servicio La esperanza da prioridad a conductores que pagan con dólares

 

 

 

 


 

*** Informan que esta situación irregular se viene presentando desde hace tiempo, pero se ha agudizado con la cuarentena.

 

 

Según los denunciantes, el ingeniero Samuel Zambrano, dueño de la estación de servicio La Esperanza, ubicada en el sector La Vega de Guaraque, el pasado fin de semana le dio prioridad a 25 vehículos provenientes de Bailadores, quienes cancelaron en dólares, mientras que los foráneos tenían más de  ocho días haciendo cola.

 

 

Situación que generó un descontento total por parte de los motorizados y choferes, en su mayoría agricultores, quienes el día lunes trancaron la vía para que no metieran carros ajenos al municipio y se repitiera la escena del fin de semana.

 

 

Elisaul Moreno, habitante del sector Mesa Moreno, manifestó su descontento "es muy preocupante la situación que se viene presentando en la bomba, aquí hay prioridad para los amigos del dueño de la gasolinera y para los que pagan ene dólares, los demás tenemos que calarnos semanas para poder surtir. Es un abuso, la mayoría de las veces tenemos que dejar nuestras motos y vehículos en la cola e irnos a trabajar el campo".

 

 

Por su parte, Carlos Sepúlveda de la parroquia Río Negro manifestó "aquí quien tenga dólares son los primeros en tanques, los demás duramos hasta 15 días en la cola. Hoy (el lunes) tomamos la decisión de trancar la vía para que no pasarán carros, solo las motos y vehículos que estábamos en la cola desde hace tiempo. Ameritamos el apoyo de la policía, de la ZODI y demás organismos porque necesitamos surtir para sacar las cosechas no para revender la cómo hacen en otros lados. Los guaraqueros somos gente trabajadora y honrada y el dueño de la bomba nos margina porque no pagamos en dólares los cupos".

 

 

Igualmente, Rito Vera, vecino del sector Las Adjuntas indicó "El servicio de distribución de gasolina que presta el dueño de la bomba está viciado, solo da prioridad a quienes les muestran los verdes y nosotros los campesinos debemos esperar hasta que nos surtan una migaja. Los organismos de seguridad que hacen vida aquí tampoco hacen nada, se hacen de la vista gorda. El llamado es para el protector de Mérida, Jehyson Guzmán, para que se apersone o tome cartas en el asunto porque ya estamos cansados de tanta sinvergüenza y atropellos hacia los más pobres".