Penitencia eléctrica paga Mérida






Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229


Como estamos en Semana Santa en cuarentena, hoy Martes Santo, tradicionalmente de confesión, no estaría nada mal que el Gerente Regional de Corpoelec y el Protector del Estado, ya que los Alcaldes de los 23 Municipios y el Gobernador del Estado Mérida, no tienen inherencia en ello, se confesaran públicamente ante los merideños y los que no lo son, confiesen y explicaran, que pecado ha cometido esta Entidad Andina Venezolana, para que esté pagando toda una desesperante e inaguantable penitencia eléctrica, que saca de quicio al más tranquilo.

Indagando con algunos amigos y parientes en el interior del país, me expresan que sufren de cortes del fluído eléctrico pero no tan sucesivos como los estamos padeciendo en el Estado Mérida, por demás intenso en localidades como Ejido, Lagunillas y San Juan, Tovar, Bailadores, Zea, por citar algunas del interior y por supuesto, en toda la ciudad capital, en la que hay sectores duramente castigados con la penitencia eléctrica como lo son, sectores de La Otra Banda, La Pedregosa, La Parroquia, Los Curos y su entorno residencial, El Campito, Chama.

Esta sincera confesión, responsablemente pudiera surgir de parte del Gerente Regional de Corpoelec y del Protector del Pueblo, en honor a la verdad, bienvenida será, claro, si lo hacen públicamente, calmaría los ánimos alterados de todos los que vivimos y convivimos en todo el Estado Mérida, que ya ni podemos disfrutar de nada que dependa del fluido eléctrico, que no tenemos, desde más de un año y que en la cuarentena social colectiva sanitaria, se ha acrecentado en toda una penitencia eléctrica, que no tiene razón de ser.