Afectados estudiantes y personal de E.T.I Manuel Antonio Pulido Méndez por aguas negras que anegan la entrada

El jefe de Zona Educativa no apoyan para que reparen esta situación







Agustín Volcanes

Desde hace poco más de 3 meses la insalubridad se apoderó de la entrada principal de la Escuela Técnica Manuel Antonio Pulido Méndez, ubicada en la avenida Humberto Tejera   del sector Santa Juana,Parroquia Domingo Peña Municipio Libertador.
La problemática es porque una alcantarilla del patio de la escuela se encuentra obstruida y las cloacas empezaron a desbordarse a pesar de esta situación que interrumpe el libre tránsito peatonal para entrar a las aulas,  el Jefe de Zona educativa Nelson Ruiz, no apoya para que soluciones esta problemática, el  viene a la institución solo a humillar y  amenazar al personal que labora en esta Escuela si denuncian lo que está ocurriendo, expreso un trabajador de la educación.
Como consecuencia, las aguas servidas corren libremente por la vía, lo que genera olores nauseabundo y suciedad en perjuicio de la salud de estudiantes, Profesores, empleados y obreros de esta noble institución.
Jorge Becerra, vecino del sector, manifestó  que pese a que han denunciado la situación ante el Jefe de la  Zona Educativa de Mérida, Aguas de Mérida y la Alcaldía Libertador, ninguno de estos entes han tomado cartas en el asunto.
Los vecinos indican que la entrada a la escuela  está intransitable, debido a que las aguas negras salen a borbotones e inundan todo, si unos pasa se moja los zapatos con esas aguas putrefactas”.
Explico que varios representantes junto a los estudiantes de esta casa de estudios estamos dispuestos trancar la avenida  para  realizar una protestaron para exigir una solución al problema.
 “Tenemos casos de estudiantes y vecinos de la tercera edad enfermos, con problemas respiratorios, diarrea, vómitos y problemas en la piel por las condiciones en las que  esta la entrada a la escuela ya que uno se lleva para el salón de clases esa inmundicia”, aseguro
Otros residentes señalaron que desde que ocurre el derrame, hay mayor cantidad de moscas y zancudos en la comunidad y temen que se presenten casos de dengue y otras enfermedades, por lo que exigen una pronta actuación de las autoridades.