Todavía falta cubrir a millones de venezolanos con la ayuda humanitaria






*** La ONU, ha dado respuesta, pero no ha sido suficiente, la falta de fondos y la crisis económica de Venezuela, son los dos obstáculos principales según Eduardo Ruette

(Mérida 13-12-2019).- La crisis sanitaria venezolana es todavía muy compleja, de grandes dimensiones y con obstáculos importantes, así lo sentenció Eduardo Ruette, médico venezolano y director del Plan Salud de la Gobernación de Mérida, quien sobre la base de los reportes de la ONU, destacó que todavía hay esfuerzo enorme por hacer.

“Como médico y funcionario público, dejo claro que si bien la ONU, con las más de 60 organizaciones no gubernamentales, hacen una labor titánica, todavía hay mucho por hacer para atender a unos siete millones de venezolanos que padecen los efectos de la mal nutrición y la carencia de atención médica”, expresó Ruette.

Como dirigente político, Ruette señaló que junto con comunidades, activistas y organizaciones diversas, se ha llevado a cabo la intervención de comunidades con grandes necesidades en Mérida, “uno ha asumido un voluntariado, porque nuestra población padece de grandes problemas, que se complican con la crisis económica, la falta de dinero para cubrir la dieta y para obtener medicinas para enfermedades comunes y crónicas, esto último tumba cualquier esfuerzo”.

Ruette destacó que los informes de la ONU revelan un importante cerco al sarampión, luego de más de un año con vacunaciones, así como contra la difteria, “persisten muchos casos, pero las ONG han logrado en unos 18 estados atender los focos más críticos, sabemos de las condiciones precarias del personal médico, pero hay quienes están también haciendo lo posible desde las instituciones en las que laboran”.

Hasta ahora la Red Ambulatoria de Campo Elías, en Ejido, ha logrado establecer operativos médicos asistenciales, con apoyo de la Gobernación de Mérida, “esto es un compromiso profesional, humano y social, seguiré dando respaldo a estas actividades, porque la prioridad es la población más débil, que hay mucha, la ONU estima que la atención es para unos siete millones, sin embargo con los recursos que han conseguido, apenas han logrado llegar a poco más de un millón.” (ERM)