domingo, 27 de mayo de 2018

Refuerzan planes de prevención para disminuir suicidios en Mérida


A través del Programa de Salud Mental de Corposalud

 

 

 


 

 *** Existe un proyecto con la Unidad de Psiquiatría del Iahula de mayor envergadura, que comenzará a aplicarse en los próximos meses

 


 Ante el incremento considerable de muertes por suicidio en el estado Mérida, el Gobierno regional a través de la Corporación de Salud (Corposalud) y el Programa de Salud Mental, han reforzado la prevención como una herramienta que permitirá a los grupos en riesgo tener mejor manejo de sus emociones y recibir la ayuda que requieran.


 

 El Programa de Salud Mental que despliega la Corporación de Salud tiene mucho tiempo activo, pero ante el incremento considerable de suicidios las autoridades han mostrado su preocupación y actualmente trabajan en el desarrollo de dos proyectos para atender desde las escuelas, la comunidad y los expertos en salud, a las personas en mayor riesgo.


 

La especialista Xiomara Betancourt, quien dirige el Programa de Salud Mental, detalló que el aumento de muertes por suicidios no solamente se ha dado en pacientes con patologías psiquiátricas, sino que esa incidencia se ve también en personas que no presentaban este tipo de enfermedades.



“Esto se ve debido a la situación socioeconómica que atraviesa el país; la situación de inseguridad, de incertidumbre que vive el ciudadano es muy alta; él no sabe qué va a pasar mañana, no sabe si va a poder alimentar a sus familiares o a sus hijos, si consigue transporte; el hecho de que tenga que hacer largas colas para comprar comida o buscar efectivo, es una situación que impacta enormemente en la salud mental del venezolano”, explicó Betancourt.

 

El aumento de episodios de depresión, ansiedad, angustia, a la larga incide en el incremento de los suicidios, indicó la especialista.



A estas situaciones personales se le suma la escasez de medicamentos, lo cual también lleva a las personas con enfermedades mentales a tomar decisiones fatales con su vida.



Desde las escuelas

 

 Ante estas circunstancias y tomando en cuenta el aumento considerable de suicidios en la entidad, Corposalud comenzó a trabajar en dos proyectos importantes: uno que se ejecuta en dos comunidades pilotos y otro que se adelanta con la Unidad de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula).  

 

A través del Programa de Salud Mental y en convenio con la Dirección de Educación, Corposalud lleva este programa a las escuelas para formar facilitadores que, en este caso, son docentes, con el fin de que estén preparados para abordar ciertos problemas en sus instituciones educativas.

 

Los docentes serán instruidos, dijo Betancourt, para identificar a los niños y jóvenes en riesgo, que son quienes generalmente más se deprimen, están ansiosos o son maltratados.

 

“Nosotros les damos las herramientas para que ellos identifiquen ese grupo en riesgo, que a la larga pueden ser potencialmente suicidas si no se corrigen a tiempo estas alteraciones en su comportamiento. Las herramientas que les damos les permitirá identificar y controlar cuando hay bullyng y discriminación entre alumnos, esto traerá como consecuencia que el niño aumente su autoestima, que aprenda valores y los lleve a su hogar para compartir con su familia y, por supuesto, estamos tratando de prevenir el suicidio en adolescentes”.



Reiteró la coordinadora del programa que los esfuerzos en esta materia no son nuevos, pero en la actualidad se hace imperante desarrollar estrategias o afinar las ya existentes para tratar de darle respuesta a la comunidad.

 

Por su parte, la doctora Dignora Bastidas, especialista en Salud Mental, expresó que el propósito es educar a la población para que identifique los riesgos y organice grupos de terapia. “Es enseñar herramientas a quienes integran los consejos comunales, escuelas, grupos ya formados, para que sepan cómo captar a las personas que han dicho o han hablado con alguien de que quieren suicidarse, que la vida no vale la pena, para que hagan enlaces con la familia, las escuelas, con la comunidad donde está esa persona y establecer en bloque la ayuda para ella”.

 

De la mano

 

 Explicaron las profesionales de la medicina que el proyecto macro en el que ya se está trabajando se desarrollará en conjunto con la Unidad de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes, a cargo del doctor Ignacio Sandia, que se aplicará en los próximos meses para disminuir el índice de suicidios en el estado.

 
 

El proyecto está enfocado en los grupos de mayor incidencia: adolescentes, personas que sufren maltrato psicológico–físico y personas con patologías psiquiátricas con alto riesgo de suicidio con el fin de establecer estrategias para que ellos —en algún momento determinado— puedan recurrir y tener la asesoría profesional e incluso comunitaria para ser ayudados, y que no recurran al suicidio como vía de escape.

 

Aun cuando no cuentan con los recursos para la ejecución de los proyectos, el esfuerzo que se está haciendo es titánico y eso no ha sido ni será una limitante, porque el objetivo es ayudar a los ciudadanos o pacientes a resguardar su vida.  /Prensa OCI

 

Share: