martes, 8 de mayo de 2018

Andérez: “Las universidades se están quedando vacías y no vemos en el Gobierno Nacional ningún interés en tomar medidas”


 

 

 

Prensa ULA / Golfredo Lobo

 

Un fenómeno de estos nuevos tiempos ha sido la diáspora estudiantil y profesional por la que está atravesando Venezuela, esto debido a la actual situación económica, que ha hecho que los jóvenes profesionales, una vez que se gradúan, se vayan al exterior, generando no sólo la pérdida de talento sino también de la inversión que ha hecho el Estado en su educación pues luego éste se va es a contribuir con el desarrollo de otros países, lo cual debería constituirse en un problema de Estado y, como tal, debe ser tratado y resuelto.

 

“Este problema que ha venido creciendo en los últimos 5 o 6 años, ya toca también a la universidad y de hace un par de años para acá, también estamos viendo una pérdida masiva de profesores de escalafón, inclusive algunos de ellos que están próximos a jubilarse y al no poder mantenerse acá por la situación económica, de inseguridad, así como de salud, prefieren irse a los países vecinos con el objeto de poder mantener a sus familias que en muchas ocasiones dejan atrás”, señaló José María Andérez, secretario de la ULA.

 

Lac cifras cada día son más alarmantes, en el año 2017, se perdió un 7 por ciento de la planta profesoral, con el agravante de que la mayoría de los que se van son profesores asociados, agregados y titulares, es decir, prácticamente gente que dirige investigación y trabaja en los postgrados. La universidad va a sentir, en los próximos años, una disminución fuerte en la calidad de la educación que está impartiendo y, sobre todo, en los proyectos de investigación que desarrollan, en el número de artículos y de libros publicados, entre otras actividades de extensión y académicas.

 

“En cuanto a la deserción estudiantil, según las informaciones que se tienen de la Oficina Central de Registros Estudiantiles (Ocre), en el último año y medio se ha incrementado en un 25 por ciento con respecto al 15 por ciento que ya se venía manejando por deserción en años anteriores, de manera que la deserción real debe estar entre el 40 y el 50 por ciento. Pero hay que tener cuidado cuando se manejan estas cifras, por cuanto si los números se calculan en frío sobre los números totales que tiene la universidad con respecto al número de estudiantes que ya se retiraron y marcharon, los números son diferentes, son más bajos que los que estoy mencionando. Sin embargo estamos viendo con mucha preocupación que los estudiantes se siguen inscribiendo, algunos inclusive desde el exterior, ya que se pueden inscribir por internet, pero luego no concurren a clases, no presentan exámenes y retiran el semestre una vez que se está venciendo, contribuyendo así a incrementar estos porcentajes por deserciones, aun sin haber estado en la universidad”, indicó el profesor Andérez.

 

La Universidad de Los Andes llegó a tener una matrícula de más de 50 mil estudiantes, ahora tiene un tamaño matricular cercano a los 30 mil estudiantes, que abarca sus sedes de Mérida, Trujillo y Táchira. La razón principal para que un gran número de estudiantes se marchen es porque no pueden mantenerse en Mérida y ni siquiera en Venezuela por lo que estos jóvenes prefieren irse a realizar cualquier trabajo, inclusive de manera manual en el exterior, esto con el objeto de poder repatriar una parte de los ingresos que están obteniendo afuera y ayudar a mantener a las familias que dejan acá.

 

“Esto es un drama, porque las universidades se están quedando vacías y no vemos, en el Gobierno Nacional, ningún interés en tomar medidas, el país tiene que cambiar, el modelo económico fracasó y eso está impulsando a que los jóvenes se vayan del país. La mayoría de los 4 millones de personas que se han ido del país, están entre los 25 y los 45 años de edad, que es la edad más productiva de la gran mayoría de las personas que cuenta con más salud, que pueden cotizar el seguro social y que más dinamizan la economía, sin embargo hoy se están marchando lo cual, cuando se estudia a fondo, vemos que es por el colapso evidente del sistema político y económico a nacional”, dijo finalmente el profesor Andérez.

 

 
Share: