martes, 23 de enero de 2018

Epidemiología investiga causa del Brote de Enfermedad transmitida por Alimentos y/o Agua


 
 
 

 

La coordinadora de epidemiología regional, Lupe Segovia, informó que el Brote de Enfermedad Transmitida por Alimentos (ETA) y/o agua que se ha presentado en la ciudad de Mérida en los últimos días es objeto de investigación epidemiológica en varios frentes, para identificar la causa y descartar todas las hipótesis posibles.

 

Sostuvo que es una alerta epidemiológica importante por el número de casos, que se estaban presentando y la notificación extraoficial era que los pacientes se estaban presentando desde el viernes 19 de enero, en el Hospital del Seguro Social y en el Hospital Sor Juana Inés de La Cruz, sin embargo hasta el domingo 21 no tenían precisado cuál era la situación.

 

Reveló que este lunes 22 de enero en una investigación epidemiológica rápida, con la participación del equipo del Distrito Sanitario Mérida, pudieron constatar que de los casos que asistieron a consulta médica, la morbilidad se inició desde el domingo 14 de enero, lo que da a entender que se dio en un proceso progresivo de casos de diarrea y vómitos, el cual probablemente pasó desapercibido, porque no eran cantidades muy elevadas y porque se tomaron como síndrome diarreico común.

 

La epidemióloga indicó que se fueron presentando casos el 15, 16, 17,18 y el aumento arrancó el 19 de enero y se acentuaron más el día 21, inclusive este lunes 22 se reportaron casos de hospitalización.

 

Afirmó que el brote se ha presentado prácticamente en todas las parroquias del Municipio Libertador y en la parroquia Montalbán y Matriz de Ejido, y el grupo más afectado son adultos entre 15 y 44 años y hay un pequeño porcentaje en niños menores a un año, lo que hace entrever que no se están tomando medidas higiénicas en el cuidado de estos pequeños.

 

La sintomatología ha estado acentuada en la parte gastrointestinal, con nauseas, vómito, dolor abdominal y diarrea y algunos casos con cefalea, y esto trajo como consecuencia casos de deshidratación que han ameritado hospitalización, añadió.

 

Expresó que continúan el estudio epidemiológico y continúan encuestando en algunas instituciones donde se reportó el día de ayer ausencia laboral, incluyendo oficinas públicas y algunas escuelas.

 

Precisó que el cuadro cede bastante rápido lo que indica que es una bacteria o una toxina que al momento del vómito o evacuaciones sale rápidamente y se inicia la mejoría. Y a través de exámenes de laboratorio se ha determinado que hay presencia de cuentas blancas en la hematología, sin embargo se mantienen todas las hipótesis como son virus, bacterias o toxinas, etc. y ya se están tomando las muestras adecuadas para ello.

 

Explicó que por su parte Saneamiento Ambiental está tomando las muestras de agua correspondientes para continuar descartando hipótesis, de que pudiera ser el agua contaminada en algún nivel, sobretodo en el hogar.

 

Medidas de control

 

La epidemióloga regional Lupe Segovia señaló que las medidas de control deben estar destinadas al inspección en la manipulación de alimentos, el lavado de manos estricto antes y después de ir al baño y al momento que se preparen los alimentos.

 

Recomendó que las hortalizas sean lavadas en máxima cantidad posible de agua, y con vinagre, para que se tenga mayor seguridad en cuanto a la manipulación adecuada.

 

Dijo que en este momento el agua para el consumo debe estar hervida y si no tiene posibilidades de hervirla por el problema del suministro del gas, entonces al agua almacenada debe colocársele una gota de cloro puro, no jabonoso, por cada litro de agua.

 
Share: