sábado, 30 de diciembre de 2017

Merideños se aferran a la esperanza y al optimismo de mejores tiempos en 2018

 
 
 
 
 
 
 
Antes de que suenen las 12 campanadas este 31 de diciembre a las 12 de la noche, la población merideña elevará una oración porque en el 2018 mejoren las condiciones de vida que vive el pueblo, mientras tanto en una consulta hecha en la Plaza Bolivar de Mèrida, unos y otros se expresaron por la situación económica y còmo les influyò en la celebración de la Navidad y el Fin de Año.
 
 
 
 
La señora María, vecina de Ejido, “Se puede decir que todo triste porque nada tenemos y la espera del año nuevo se hará con lo que se pueda, ya que ni siquiera las hallacas se hicieron porque no se puede”.
 
 
 
 
 
 
Para Josè Abraham , habitante de San Jacinto, “La situación està un poco seria, completamente aunque pudimos hacer las hallacas”. Invitò a todos los dueños de hogares a que no pierdan la tradición del pesebre y ahora en enero las paraduras del niño, para que arranque el 2018 con fe y esperanza.
 
 
 
 
 
A juicio de Tito Salas en 2018 las cosas deben mejorar, “ya que mientras màs positivos seamos en el sentido de la educación, moral, ética y de ver el progreso que puede venir, aquí en Venezuela existe una esperanza”.
 
 
Salas aseguró que este 31 de diciembre compartirà en familia lo que se pueda, y sì le alcanzò para hacer varias hallaquitas.
 
 
Share: