viernes, 23 de junio de 2017

Problemas en la distribución del gas domestico siguen padeciendo fuertemente los merideños


 
 
 
 
 

Merideños están sufriendo por la falta del servicio del gas doméstico como las “Amas de casas, empresas y comercios”, desde hace meses atrás, a causa de los problemas que se han presentado en el país, aunque las diferentes compañías privadas que suministran el servicio de gas licuado en la ciudad capital de Mérida vienen trabajando desde hace aproximadamente dos años con cierta dificultad con la flota automotora que no se han podido repotenciar, por la falta de repuestos y altos  costos en la reparación.

 

Así lo informó Euclides Vielma, quien agregó: "Y no se diga de los cauchos donde los precios que se consiguen son precios hiperinflacionarios, donde  cauchos para un camión 350 por ejemplo ascienden a más de 6 millones de bolívares, lo que han incidido en la calidad del servicio de las empresas de gas.

 

Desde el año 2010 el problema que se ha presentado con las diferentes compañías de gas, porque los cilindros no llegan a las empresas despachadoras y las fábricas reparadoras no están trabajando por no contar con materia prima. Existe un déficit del 60% de cilindros que están en los depósitos esperando su reparación para que puedan ser entregados a los distintos usuarios".

 

Vielma explicó que esto se aceleró vertiginosamente a partir del mes de abril, con un aumento de disgregación de un 80% en las entregas de las bombonas a los respectivos clientes;  lo cual  no depende de la responsabilidad de los empresarios,  sino por los conflictos causados por lo cierres de las vías públicas en el estado y a nivel nacional.

 

"Las vías como la panamericana, El Vigía, Tucaní, Caja seca, Vía Ciudad Ojeda, los transportistas tienen que  realizar hasta ocho viajes por semana por estar en las  rutas por un tiempo prolongado de dos días cargados de gas inflamable".

 

El denunciante indicó que debido a los problemas presentados: hubo que cambiar las rutas como vía de  escape por Machiques, Colón, hacia la ciudad; donde actualmente apenas transporta una  sola gandola por semana, para luego ser descargada en la planta de llenado, lo que incide en el atraso en la entrega de las bombonas a las diferentes comunidades.

 

"Desde el sábado 10 de junio se comenzó a realizar un plan de contingencia  para la entrega  de bombonas en las diferentes comunidades de la ciudad de Mérida, siempre y cuando no haya “trancazo” en las vías públicas que se tenga previsto la entrega", acotó.

 

 Finalmente consideró que si llegarse a solucionarse los problemas en el país, en poco tiempo, las empresas privadas de gas pudieran volver a prestar un buen servicio de calidad, lo que tardarían aproximadamente tres meses para estar despachado en todas las comunidades de estado

 
Share: