jueves, 27 de abril de 2017

Bailadores recibirá a los Cofrades del Santísimo del estado Mérida


Asamblea Eucarística 130

 


 

Arelis Chacón. Prensa Uacssm / CNP 16687

 
El Santuario Nuestra Señora de La Candelaria de Bailadores servirá de sede para la congregación de fieles al Santísimo Sacramento, pertenecientes a la Unión Arquidiocesana de Cofradías del estado Mérida (Uacssm). Este grupo de apostolado católico es uno de los más antiguos y el que vive y siente con mayor fervor su devoción a Jesús Eucaristía.

 

Edduar Molina, párroco de este Santuario, manifestó que el encuentro fortalecerá aun más el movimiento Eucarístico en Bailadores, donde funciona una Sociedad del Santísimo Sacramento “lo cual indica que hay Cofradías en cada una de las aldeas donde existe una capilla, todas ellas se reúnen entonces para conformar esta Sociedad que tiene la peculiaridad de ser una de la más antiguas de Venezuela, por ello en 2014 se celebró el centenario de haber recibido el título como miembro de la Archicofradía Romana” recalcó.

 

El viernes 28 arribarán a esta población del Valle del Mocotíes unas 60 personas entre adultos y jóvenes, que estarán misionando durante todo el día sábado en las aldeas de Bailadores, anunciando la Palabra de Dios y propagando el fervor al Santísimo Sacramento del altar. Para el sábado por la noche se realizará una vigilia de adoración y alabanza en el teatro municipal de Bailadores.

 

El domingo 30 de abril, desde tempranas horas de la mañana, serán recibidos aproximadamente 500 delegados para juntos celebrar la fe, compartir y elevar una sentida oración a Jesús Sacramentado por el bienestar de Venezuela. La Eucaristía estará presidida por el Vicario General de la Arquidiócesis de Mérida, presbítero Cándido Contreras, en nombre del Señor Cardenal. Luego la procesión por las calles del pueblo donde estarán dispuestos cinco altares con sentido eucarístico para contemplar a Jesús pan de Vida.
 
Desde la Asamblea Eucarística Arquidiocesana 130, se desea dejar un mensaje de esperanza y fe entre todos los creyentes en Dios, católicos o no, pues el llamado es a la comunión que se da en torno al pan compartido entre hermanos, hijos de un mismo creador, reunidos por los sentimientos de amor, paz y solidaridad. “En este momento de confrontación en Venezuela, es bueno encontrarnos en la unidad de la Eucaristía en torno a la mesa, donde se pueda generar el diálogo, la tolerancia, respeto por el otro y capacidad de escuchar que necesita el país”, expresó el presbítero Molina.
 
Finalmente, agradeció a las instituciones gubernamentales, civiles, y educativas del municipio Rivas Dávila, quienes brindaron un gran a poyo a la iglesia y los grupos de apostolado para la organización de tan importante evento.
Share: