martes, 14 de marzo de 2017

CU: Los comedores pertenecen a los estudiantes que avalan la licitación



 


El caso de la licitación de comedor de La Hechicera volvió a ser tema de debate en el Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes de este lunes 13 de marzo de 2017.  La avanzada de un grupo de personas que, de manera impune, impiden el acceso a varias facultades de esta universidad es parte del conflicto planteado en el que se violenta el derecho a la educación de los estudiantes y el derecho al trabajo de los empleados de esta casa de estudios.

 

La toma, asida a  motivaciones sin argumento alguno está teñida de elementos de amenazas al personal ULA y a estudiantes, sin que hasta la fecha se aprecie la acción de los organismos de seguridad para aprehender a quienes mantienen secuestradas las facultades de Ciencias, Arquitectura y Diseño y la de Ingeniería.

 

Voceros de este cuerpo de sesiones, expresaron que pese a esta toma, donde se imposibilita el acceso a docentes, estudiantes y trabajadores, los recientes días jueves y viernes fueron movilizadas desde el comedor de los Chorros (Ciclo Básico) 500 bandejas de comidas respectivamente, sin que se sepa su destino, pues no habían estudiantes.

 

Ante esta irregularidad los decanos concertaron proponer se prohíba el envío de dichos servicios alimentarios mientras se mantenga las tomas por grupos violentos. Esta propuesta fue avalada por los consejeros estudiantiles, Yeison Lastre y Avilio Gómez, a excepción del bachiller Nilver Torres.

“La manipulación por parte de algunos grupos de universitarios no cala en la conciencia del resto de la comunidad estudiantil, pues estamos muy claros de la calidad del servicio y la permanencia de la gratuidad que recibirán con la licitación”, dijo Abilio Gómez.

 

Gómez reiteró que todas las irregularidades en los comedores deben ser subsanadas, como por ejemplo el “extravío” de 600 panes, las pérdidas de cubiertos y el robo de los 4 mil kilos de carne el reciente pasado año.

 

Las distintas intervenciones de los consejeros apuntaron a la necesidades alimenticias que atraviesan los estudiantes y el ánimo que persiste entre esta población en recibir comida de calidad, gratis y sin paralizaciones del servicio.

 

En cuanto a la reubicación del personal obrero, el CU reiteró que esta decisión es sinónimo de garantía de estabilidad laboral, por lo que no debe haber ninguna preocupación.

 

 A modo de resumen, se votó la ratificación del proceso de licitación procedido sobre el Comedor de La Hechicera, propuesta desestimada por el bachiller Nilver torres. También se acordó una campaña informativa sobre los procesos de licitación y sus bondades dirigidas en este caso al servicio del comedor. Se aprobó que el servicio de los comedores seguirá siendo gratuito para los estudiantes de la Universidad de Los Andes. Igualmente se reiteró que los obreros que laboran en el comedor de La Hechicera tienen garantizada la estabilidad laboral. 

 

Finalmente se otorgó un voto de confianza para el director de Servicios Generales,  Alí Rosario dada su gestión de entrega a la búsqueda de la mejora de este servicio estudiantil y que se proceda a brindar asesoría jurídica para la licenciada Betilde Albarrán ante amenazas recibidas por las instrucciones de solicitar revisión de bolsos de los trabajadores de los comedores.

 

Se abrirá investigación del envío de comida a la Hechicera si no había actividad en ese núcleo dada la toma violenta por parte de un grupo oponente a la licitación ya decidida.

 

 

 
Share: