domingo, 15 de mayo de 2016

Agricultores celebraron fiesta en honor a San Isidro Labrador


En el municipio Rangel

 
 
*** Cientos de carrozas adornadas con rubros agrícolas, tractores, yuntas de bueyes, ovejas, niños vestidos de campesinos, desfilaron por las calles de las distintas comunidades del municipio ***
Calzados con sus botas de caucho, sus herramientas de trabajo y acompañados por sus yuntas de bueyes, los agricultores celebraron este domingo la fiesta de su santo patrono San Isidro Labrador en las distintas parroquias del municipio Rangel.
Duglas Briceño, párroco de San Rafael de Mucuchíes, destacó que “esta fiesta es una de las de mayor repercusión en la zona del páramo por su amplia tradición agrícola, siendo San Isidro el santo de la iglesia católica directamente relacionado con las actividades propias de la tierra, y que dio testimonio de vida desde la agricultura junto a su esposa Santa María de la Cabeza, representando el importante trabajo que desempeña la mujer para complementar el trabajo diario de los agricultores”.
Los productores agrícolas de Mucuchíes, Mucurubá, San Rafael y Llano del Hato celebraron este 15 de mayo la festividad a San Isidro Labrador; en San Rafael de Mucuchíes la eucaristía se realizó en honor a su esposa, Santa María de la Cabeza.
Valoy Uzcátegui es organizador de la fiesta de San Isidro en Mucuchíes, comenta que esta es “una de las fiestas más grandiosas del municipio Rangel, dependemos de la agricultura y por eso hoy venimos a celebrar con mucho amor esta fiesta”.
“San Isidro es el patrón de nosotros los agricultores, es el que nos da los frutos para sustentar a nuestras familias y también a otros estados” señaló Arquímedes Balza, productor de papa y hortalizas.
Desde Misintá, José Vidal Suescun se trasladó hasta Mucuchíes acompañado por su yunta de bueyes para “agradecer la ayuda de Dios porque a través de él logramos sacar los frutos de la tierra, traemos nuestros bueyes porque son ellos nuestros principales aliados para poder obtener nuestros productos. La fe que tengo hacia Dios y hacia San Isidro hace que el día de hoy yo esté aquí”
Cientos de carrozas adornadas con rubros agrícolas, tractores, yuntas de bueyes, ovejas, niños vestidos de campesinos, desfilaron por las calles de las distintas comunidades del municipio, exhibiendo los frutos por los que durante todo un año, hombres, mujeres y niños trabajan para traer el alimento a sus hogares y de igual forma proveer a gran parte del mercado nacional de papa, zanahoria, ajo, y hortalizas, producidas en un municipio donde el frio se dispersa con el calor de sus gente laboriosa./Emmanuel Rivas (Prensa Alcaldía Rangel)   
 
Share: